Deuda buena Vs Deuda mala

Mientras que es posible vivir completamente libre de deudas, no es necesariamente inteligente. Muy pocas personas ganan suficiente dinero para pagar en efectivo las  compras más importantes de la vida: una casa, un coche o una educación universitaria. La consideración más importante al comprar a crédito o tomar un préstamo es si la deuda contraída es deuda buena o mala deuda.

 La deuda  buena es una inversión que crecerá en valor o generará ingresos a largo plazo. Los préstamos estudiantiles para pagar una educación universitaria es el ejemplo perfecto de la deuda buena. En primer lugar, los préstamos estudiantiles suelen tener una tasa de interés muy baja en comparación con otros tipos de deuda. En segundo lugar, una educación universitaria aumenta su valor como empleado y aumenta su potencial de ingresos futuros.

 Una hipoteca para comprar una casa generalmente se considera deuda buena también. Al igual que los préstamos estudiantiles, las hipotecas generalmente tienen tasas de interés más bajas que otras deudas, además de que  el interés es deducible de impuestos. A pesar de que las hipotecas son préstamos a largo plazo (30 años en muchos casos), los pagos mensuales son relativamente bajos lo que le permiten mantener el resto de su dinero  para  inversiones y  emergencias. La situación ideal sería que su casa aumente en valor de mercado a través del tiempo, lo suficiente como para anular el interés que ha pagado durante el mismo período.

Un préstamo para auto es otro ejemplo de la deuda buena, sobre todo si el vehículo es esencial para hacer negocios. A diferencia de las casas, los coches y los camiones pierden valor con el tiempo, por lo que es  conveniente pagar lo más que se pueda en lo posible  para no gastar mucho dinero en pagos mensuales de alto interés.

peso de la deuda

La deuda  buena también puede ser simplemente la deuda a bajo interés. Los préstamos hipotecarios se consideran generalmente deuda buena (o al menos la “mejor” deuda), debido a que sus tasas de interés son más bajas que otros tipos de deuda,  tales como préstamos para automóviles o tarjetas de crédito. Con un préstamo con garantía hipotecaria, la institución de crédito utiliza su casa como garantía. La tasa del préstamo y cantidad de interés depende del valor de tasación de la casa. Si bien puede parecer inteligente  consolidar otras deudas en virtud de un préstamo con garantía hipotecaria, de interés más bajo, considere cuidadosamente si  usted realmente puede hacer los pagos. Si no, usted podría terminar perdiendo su casa.

La mala deuda es la deuda contraída para comprar cosas que pierden rápidamente su valor y no generan ingresos a largo plazo. La morosidad es también la deuda que conlleva una alta tasa de interés, como la deuda en tarjetas de crédito. La regla general para evitar la mala deuda es: Si usted no puede permitírselo y  no lo necesita, no lo compre. Si usted compra una fantasía, $ 200  Dlls  en pares de zapatos con su tarjeta de crédito, pero no puede pagar el saldo de su tarjeta en años, esos zapatos eventualmente le costarán más de $ 250 Dlls, y para entonces van a estar pasados de moda.

Préstamos de día de pago o préstamos por adelantado son algunos de los peores tipos de deuda. En un préstamo de día de pago, el prestatario escribe un cheque personal a la entidad crediticia por la cantidad que quiere pedir prestada, más una cuota. Entonces el deudor tiene hasta su próximo día de pago para pagar el monto del préstamo, más la cuota inicial y los intereses incurridos durante ese período de tiempo. Las tasas de interés para los préstamos de día de pago son muy altas.  Si usted no puede pagar el monto en su próximo día de pago, usted incurre en una nueva tarifa de procesamiento  conocida como  “roll over” del préstamo; algo así como “intereses sobre intereses”.

Ahora vamos a hablar de algunas de las formas más eficaces para salir de la deuda.

Cómo funciona la deuda

El mundo se está ahogando en deuda: la deuda personal, deuda pública, la deuda de tarjeta de crédito, la deuda hipotecaria.  Economistas predicen una crisis de la deuda inminente que sumirá al mundo en otra depresión,  programas de televisión están llenos de expertos ensalzando el último plan para vivir “libre de deudas”.

la deuda

Pero ¿qué es exactamente este monstruo llamado  deuda que está absorbiendo todos nuestros ingresos, arruinando nuestras calificaciones de crédito y hacen que los políticos suden? ¿Es la deuda siempre algo malo?, o ¿es  necesario un poco de deuda para alcanzar algunos de los hitos financieros más importantes de la vida, como la compra de una casa, un coche, y el pago de una educación universitaria?

En este artículo  vamos a explicar la diferencia entre la deuda buena (sí, existe), la mala deuda, la deuda de los consumidores y la deuda pública, e incluso ofrecemos algunos consejos sobre cómo salir de la deuda.

La deuda y el crédito son las dos caras de la misma moneda. La deuda es algo propio y el crédito es algo que se da, por lo general en forma de dinero. Una persona que recibe el crédito es el deudor o prestatario, y la persona que da el crédito es el acreedor.

Para recibir el crédito, el deudor debe celebrar un contrato con el acreedor que especifica los términos en que procederá el reembolso de la deuda. Este contrato es a menudo llamado un préstamo.

ahorro y deuda familiar

Los términos de un préstamo incluyen la cantidad de tiempo que el deudor tiene para pagar el monto total y el interés que se cargará durante ese tiempo. El interés es un cargo cobrado por el acreedor, calculado mensualmente o anualmente, y se expresa como una tasa de interés, o porcentaje del principal. El principal es la cantidad de dinero prestado, menos los pagos que ya se han hecho (excluyendo los pagos de intereses).

Los tipos más comunes de la deuda de los consumidores son la deuda de tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos hipotecarios, préstamos de automóviles y préstamos estudiantiles. Además de la deuda del consumidor, hay algo que se llama la deuda pública. La deuda pública es el dinero adeudado por los gobiernos. Hablaremos más sobre los consumidores y la deuda pública más adelante.

Otras clasificaciones de deuda son las garantizadas y no garantizadas. Una deuda asegurada está respaldada por una garantía, o algo de valor real. Una hipoteca es una deuda asegurada porque el préstamo está respaldado por el valor de la casa en sí.

La deuda de tarjetas de crédito se considera deuda no garantizada, porque no hay nada de valor que respalde la deuda, sólo la historia de crédito del prestatario. Si el prestatario no puede hacer sus pagos de tarjetas de crédito, tiene que encontrar  la manera  de obtener  el dinero, lo que podría significar pedir prestado más deuda. Esta es la razón por  lo cual las tarjetas de crédito y otras deudas no aseguradas son los tipos más peligrosos de deuda a acumular.

10 Consejos antes de Pedir un Préstamos

Hoy en día existen muchos prestamistas personales y entidades financieras tales como: cooperativas, y compañías prestamistas  que están dispuestas a ofrecerle un préstamo en el momento de su necesidad. Estos prestamistas ofrecen  préstamos en efectivo al instante y préstamos por medio de nómina. Sin embargo, la elección de un prestamista legítimo o genuino es importante, ya que  existen muchos prestamistas depredadores que están ahí. Si usted cae en su trampa, su situación económica  empeorará ya que se encontrará  abrumado por el monto de su deuda. A continuación se presentan algunos consejos útiles que le ayudarán a elegir un prestamista  de confianza. Recuerde que es importante investigar previamente todas y cada una de las ofertas que le presentan para que pueda comparar entre varios de ellos  y elegir al mejor prestamista en el que pueda confiar.

prestamo de dinero

1) Hable con sus amigos y colegas

Indagar con sus colegas y amigos sobre las compañías le ayuda. Ellos le informarán  su experiencia y le darán sugerencias y consejos que puede utilizar para seleccionar un buen prestamista.

2) Realice una llamada telefónica a los prestamistas

Hablar con los prestamistas  sobre el monto del préstamo, plazo de amortización y las tasas de interés es siempre importante. Esto le ayudará a decidir cuánto puede pagar y comparar entre los diversos   prestamistas.

3) Verificar si tienen un sitio web

Compañías o entidades financieras  que ofrecen  préstamos personales   online sin un sitio web propio, no son dignas de confianza. Eche un vistazo  para asegurarse si  la compañía  prestamista  que  está eligiendo tiene un sitio web donde se dan todos los detalles de sus productos de préstamo sin ninguna ambigüedad. La transparencia es un factor importante.

4) Evalué sus necesidades

Conocer sus necesidades siempre es mejor antes de solicitar un préstamo.  Los préstamos llevan extremadamente altas tasas de interés que con el tiempo pueden llegar a ser una pesada  carga para Ud. No pida prestado más de lo que necesite. Esto aumentará su problema.

dinero prestado

5) Revise lo que el organismo regulador gubernamental dice del prestamista o cooperativa de crédito.

Siempre es aconsejable que usted indague  través de los comentarios y los testimonios disponibles en línea acerca de los prestamistas. Eche un vistazo a la página web oficial del organismo regulador  del gobierno  para cerciorarse de que el prestamista o entidad financiera no tengan alguna demanda o agravio pendiente de resolver.

6) Si es posible, visite personalmente al prestamista

Si es posible, haga una visita a la entidad financiera y hable directamente con ellos acerca de sus necesidades. Esto inculca un sentido de seguridad y confianza en su mente.

7) Asegúrese de que se trata de un prestamista aprobado por el estado

Compruebe si el prestamista o entidad financiera que usted ha seleccionado tiene una licencia o registro legítimo que avale sus operaciones. Su sitio web dirá si tienen  una. Tomar un préstamo de un prestamista sin licencia puede ser muy arriesgado.

8) Compare las tasas de interés

La rentabilidad de su préstamo es una cosa a tener en cuenta. La comparación de las tasas de interés entre varios prestamistas es útil. Compruebe si hay algún costo oculto.

9) Compruebe  si ofrecen servicio al cliente

Solicitar un préstamo a una entidad financiera  sin servicio al cliente es   un “No” estricto. Una entidad financiera  sin servicio al cliente es como un barco sin radar.

10) Revise los comentarios en línea

Portales como  Yahoo Answers , Google ; ofrecen información en línea y comentarios sobre  diversas entidades financieras, Es muy importante hacer una investigación previa antes de tomar una decisión.  . Haga su tarea antes de solicitar un préstamo, ya que esto le garantizará una buena salud mental.

6 días para tener unas finanzas personales más sanas

El Año Nuevo es un tiempo para reflexionar sobre lo que hemos logrado en el año anterior y lo que queremos hacer de manera diferente en el futuro. Algunos aspectos de su vida financiera pueden no estar bajo su control, tal  como  si su casa se va  apreciar en valor

Aquí hay un plan a seguir durante 7 días seguidos, o un día a la semana durante 7 semanas, que hará que sus finanzas personales se vuelvan  saludables:

finanzas sanas

Día # 1: Aclare sus metas financieras

Si no ha creado aún  alguna meta financiera,  voy a hacerle un par de preguntas que le ayudarán a lograrlo. Tómese un tiempo, ya sea solo o con su cónyuge para pensar en las respuestas mientras toma un paseo, hace un largo viaje en coche, o disfruta de una cena tranquila.

El cómo contesta las siguientes  4 preguntas le ayudará a saber en qué enfocarse en su vida financiera a corto y largo plazo:

  1.   ¿Qué pasó con mi (o nuestra) vida financiera  que fue tan  decepcionante el año pasado y  que debe cambiar para que no vuelva a ocurrir este año?

   2.  ¿Qué parte de mi (o nuestra) vida financiera más me preocupa y cómo puedo construir redes de seguridad financiera para aliviar el estrés?

   3.  En 5 o 10 años a partir de ahora, ¿de que hablaría con orgullo al decir lo que he logrado en mi (o nuestra) vida financiera?

   4.  Cuando me retire o no pueda trabajar más,  ¿miraré  atrás y desearé haber vivido  una  vida financiera de manera diferente o  haber ahorrado más dinero para el futuro?

necesito dinero

Día # 2: Cree  su estado financiero personal

Una vez que usted ha pensado en las metas que quiere lograr, eche una mirada en donde su vida financiera está ahora. Yo recomiendo crear una herramienta que  llame su Estado Financiero Personal (EFP), porque es la mejor manera de obtener a  ojo-vista de pájaro  su situación financiera.

Para crear su EFP, primero debe hacer una lista de sus activos y sus valores actuales, tales como las cuentas de efectivo, inversiones, bienes inmuebles y vehículos. Después  enumerar sus pasivos tales como; una hipoteca, préstamo de coche, préstamo estudiantil, o la deuda de tarjetas de crédito, y sus saldos pendientes. También incluya el  % de interés que está pagando por cada deuda que tenga.

Cuando resta  sus pasivos totales de sus activos totales, a calculado su valor neto. Por ejemplo, si usted es dueño de  150.000 dólares en activos, pero tiene $ 125.000 en deudas, su valor neto es de $ 25.000.

Su patrimonio neto es un número importante, ya que dice mucho acerca de su salud financiera. Le recomiendo que actualice su EFP sobre una base anual para que permanezca centrado en el aumento de su patrimonio neto en el tiempo ya sea incrementando los activos – reduciendo  los pasivos, o ambos.  

Día 3: Investigue las opciones para reducir la deuda

Si usted tiene un alto interés en deuda como tarjetas de crédito, préstamos de día de pago, o cuentas de tiendas departamentales, permanezca atento a la manera de estructurarlas o pagar menos.  Esto va mano a mano con el historial de un crédito limpio, ya que entre más limpio tenga su récord crediticio  más dinero puede ahorrar.

Tener un excelente récord de crédito le permite pagar menos por nuevas cuentas de crédito, pero también abre la puerta a más formas de eliminar su deuda existente, puede conseguir de manera más rápida aprobar para un refinanciamiento, estructuración  o transferencia de saldo.

Día 4: Cree un plan de gastos

Si usted está viviendo de cheque a cheque sin poner ningún dinero para su retiro o fondo de emergencia, es necesario crear un plan de gastos.

Echen un vistazo a la forma en que ha estado  gastando en los últimos meses y vea dónde puede recortar. Con el fin de lograr sus metas financieras y vivir dentro de sus medios hay 3 opciones: ganar más, gastar menos, o hacer ambas cosas. 

necesito dinero

Día 5: Configure  un plan de ahorro de retiro ó jubilación

 Participar  en un plan de jubilación en el trabajo es una gran manera de asegurarse de que está constantemente invirtiendo para su futuro. Si usted no tiene un plan de retiro en su  trabajo puede invertir en una  entidad financiera que maneje fondos de ahorro para el retiro, siempre y cuando usted tenga  una cierta cantidad de ingresos del trabajo.

Día 6: Compre su  Seguro

El seguro es un producto que todos necesitamos para gestionar diferentes tipos de riesgo en nuestras vidas, como atención médica costosa o perder ingresos debido a una discapacidad.

Puesto que  los pagos de seguro se realizan año por año, muchas veces la gente olvida cotizar opciones con tasas más bajas.

Haga una cita para discutir las políticas con su agente de seguros para ver donde usted puede reducir sus costos, pero que cuente con  la protección adecuada.